¿Qué es el Feng Shui?

El Feng Shui es una filosofía de vida, un arte milenario que busca el modo de armonizar los ambientes. No es un estilo decorativo ni una moda. Vives atrayendo las buenas energías.

El Feng Shui es una antigua técnica china basada en la búsqueda del equilibrio y armonía. Es una modo de vida, un arte que relaciona las fuerzas y los ciclos de la naturaleza, de ser conscientes de las energías que nos rodean y comprender que, para vivir bien, tienen que existir la unificación de tres parámetros: el poder del cielo, el poder de la tierra y el poder del hombre.

El Feng Shui nos ayuda a crear un hogar agradable y armónico. Todos estos conceptos tienen su origen en las distintas escuelas de feng shui que existen. Cada una de ellas tiene sus propias técnicas, pero lo que les une siempre es el respeto por la naturaleza, la armonía y la generación de espacios de paz y calma donde fluya el Qi (energía).

Imagen Piedras

¿Cuáles son las escuelas del Feng Shui?

Hay varias escuelas de Feng Shui y cada una tiene su propio estilo y método. Dentro de ellas hay dos escuelas principales, la Escuela de la Forma y la Escuela de la Brújula.

La Escuela de la Forma o San He

Es la más antigua de todas. Se sirve de la intuición y estudia el movimiento de la energía (Qi) basándose en las formas que encontramos en el exterior, tanto las formas naturales del paisaje como las construidas por el hombre. Así pues, se van a observar las montañas, los terrenos y los ríos. Además de ello se tendrán en cuenta los edificios, las calles, avenidas, rotondas, etc.

Cuando ya entramos en la distribución de la casa, para esta escuela van a ser importantes los colores, texturas, olores, es decir, todo aquello que percibimos con nuestros sentidos.

De manera simbólica, y para representar el lado derecho, el izquierdo, delante, detrás y el centro, se usan animales (tortuga, ave fénix, dragón, tigre y serpiente).

Esta escuela está muy de moda hoy en día, pues se ha “reinterpretado” bastante su base para adaptarla a “lo occidental” y hacerla llegar al máximo público posible, ya sea a través de revistas de decoración, publicaciones de consultores profesionales, medios de comunicación, etc.

Imagen del Agua en un entorno de Naturaleza idílico

La Escuela de la Brújula o San Yun

Es de enfoque muy analítico y nos da la información que no vemos con nuestros ojos cuando observamos el ambiente interior de una vivienda.

Esta rama tiene en cuenta la orientación de la casa, siendo vital el conocimiento de las direcciones y el magnetismo terrestre. El factor tiempo es clave y presenta un gran número de fórmulas matemáticas.

Para conocer la dirección espacial de la construcción que quiere estudiar se vale de la brújula, siendo la Luo Pan la más conocida por el gran simbolismo que tienen los distintos grados marcados en ella. Aunque esta es la brújula tradicional usada en el Feng Shui, también podríamos hacer un estudio mediante la utilización de una brújula de aguja magnética o de disco magnético.

Esta escuela es muy precisa y exacta, como si se tratara de acupuntura china sabe tocar los puntos precisos para poder activar. Su uso es más habitual en oriente, es una escuela clásica antigua.

En la rama San He se atrapa el qi del ambiente inmediato, priorizando así la forma frente al tiempo, mientras que la de San Yuan pone al tiempo por delante, y para ello se vale de formas y cálculos matemáticos.

Las dos escuelas son igual de potentes y eficaces, y deben tenerse en cuenta si se quiere estudiar un espacio en profundidad. No van separadas, es muy recomendable estudiar ambas, pues de este modo tendremos más recursos para hacer un buen trabajo de Feng Shui.

Luo Pan Brújula

La escuela de la brújula se caracteriza por utilizar utensilios que funcionan con campos magnéticos. En esta imagen tenemos el Luo Pan, utilizado por la escuela de la Brújula.