El Feng Shui de la Comida

Cuando hablamos de Feng Shui, generalmente pensamos acerca de él como algo que traerá armonía y salud a nuestro hogar o a nuestro oficina, y eso es totalmente cierto. Lo que no acostumbramos a saber las occidentales es que el Feng Shui no solamente se utiliza en los objetivos y espacios, sino que además se aplica en las personas, usando la comida como su fuera el carburante que hace funcionar correctamente el flujo de Qi (energía).

De este modo logramos un gran beneficio para nuestra salud, bienestar y abundancia. Tienes que comer para lograr ser quien quieres ser.

El equilibrio Yin y Yang en la cultura gastronómica

Los principios ancestrales del Feng Shui nos acercan la comida a la teoría del equilibrio del Yin y el Yang. Esto implica asegurarnos de que existe un buen balance de sabores, texturas, colores, temperaturas, etc.

Lógicamente el diseño de la cocina tiene una importancia principal cuando profundizamos sobre esta temática, pero hoy nuestro foco lo centramos en la alimentación para no desviarnos del tema a tratar. Solamente os dejo un apunte, y es que los hornos microondas no son bienvenidos pues un exceso de cocción puede hacer que la energía de la comida se esfume por completo.

Comer con los elementos

Cada uno de los cinco elementos existentes representa un sabor:

Madera – Agrio

Fuego – Amargo

Tierra – Dulce

Metal – Picante

Agua – Salado

Dentro de cada elemento hay alimentos que son Yin y otros que son Yang. Ten en cuenta que la comida Yang será adecuada para personas que se cansan más fácilmente, y de modo contrario los alimentos Yin son adecuados para la gente que es muy activa y nerviosa y necesita parar y frenar su ritmo.

Los frutos rojos, tan sanos, antioxidantes, nos dan energía y pueden simbolizar el fuego

Madera

Yin: Queso y Pepinillos.

Yang: Cerezas y Langosta.

Fuego

Yin: Aceitunas, cous-cous, remolacha.

Yang: Carne de cordero, café y albaricoques.

Tierra

Yin: calabaza, mango y champiñones.

Yang: carne de ternera, chocolate y miel.

Metal

Yin: Menta, rábanos y cebollas.

Yang: Sake, pimiento y ajo.

Agua

Yin: Repollo, sardinas.

Yang: Caviar, salami y queso azul.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *