Como habréis leído en otros post, el objetivo del Feng Shui es conseguir que nuestro espacio esté en armonía. Conseguir armonizar la vida de los seres humanos con su entorno. Y ésta empieza en nuestro hogar para acabar afectando a otras partes de nuestra vida, como puede ser la salud o el bienestar emocional. Incluso habéis podido ver cómo esta armonía puede acabar atrayendo prosperidad. 

Una de las formas más sencillas de aplicarlo es mediante un mobiliario adecuado y su organización lógica. Y es que si las estancias tienen un orden lógico y equilibrado, la vida acaba siendo más sencilla para todos, creando una coherencia global que mezcla calma y funcionalidad.

La Bagua en el Feng Shui

Tu consultor de Feng Shui aplicará sus conocimientos al campo de acción. Con la Bagua podemos dividir diferentes espacios, ya sea un piso o una casa entera, o por estancias. 

La Bagua es una herramienta que en un sentido amplio divide el espacio donde habitamos en diferentes áreas. Es un octágono, un cuadrado dividido en 9 secciones diferentes. En cada una de estas subáreas se asigna un aspecto de la vida. 

Pero no me quiero extender con este tema. Para esto os recomiendo que visitéis nuestro artículo sobre la Bagua, que es muy interesante y completo.

Dormitorio en el Feng Shui

La habitación donde dormimos es uno de los espacios más importantes de una casa. Es el lugar donde descansamos y nos relajamos tras un intenso día de trabajo. Además es el sitio donde consumamos normalmente el amor.

El dormitorio es considerado un espacio Ying, ya que debemos preservar la tranquilidad para que podamos descansar adecuadamente. Por esto es tan importante la ubicación de la habitación donde descansamos. Es importante, a poder ser, que esté orientada al Oeste. Con este simple consejo, podemos evitar irritación o estrés. 

Pero si tu dormitorio se encuentra en otra zona de tu casa, no te preocupes. Piensa que para hacer un estudio adecuado se tiene que analizar el perfil de cada uno de los ocupantes de la vivienda, y lo que es bueno para uno no tiene por qué ser bueno para el otro. Al fin y al cabo el Feng Shui estudia la armonía, y ésta se consigue compensando.

Podéis encontrar un artículo maravilloso sobre el dormitorio en nuestro blog 🙂

La Cama en el Feng Shui

El primer consejo que os puedo dar es que seáis minimalistas. Excesivos objetos se traducen en estrés y agobio. Cuanto más tengas, más polvo y desorden puede acumularse. Si pones muchos muebles uno detrás de otro no dejas que fluya el Qi. Si quieres descansar adecuadamente debes tener en cuenta algunas cosas. Y más importante aún: ¡Mantén el orden y sé limpio!

Hábitos como hacer la cama cada mañana hacen que nuestra vida tenga un mayor orden, equilibrio y armonía.
Por cierto, no soy partidario de los elementos religiosos (ni budistas, cristianos, etc). Pero tampoco se consideran perjudiciales.

Por ejemplo:

Nunca coloquéis la cama entre puertas y ventanas. Esto perturba el flujo de la energía. 

La cama no debe ir debajo de una viga o un tejado inclinado.

En esta imagen vemos la típica habitación en el ático o buhardilla. A poder ser, recomendamos que no sea con un techo inclinado.

La cama no debe estar seguida a la puerta de entrada. Ojo, tampoco en medio de la habitación. Es fatal para el descanso.

No debe estar entre tabiques, sino que se recomienda una pared rígida. Y fijaros si hay cañerías de gas o agua a su lado. Ese ruido puede perturbar también el descanso.

Y lo más importante, evitar las flechas envenenadas, es decir, que los muebles, estantes u otros elementos no apunten a la persona mientras descansa. 

Colores para el dormitorio en Feng Shui

Los colores brillantes y muy dominantes son inadecuados para el dormitorio. Como ya os hemos explicado en anteriores posts, la habitación es un espacio Yang, y perturban nuestro descanso. Es mejor aplicar colores sutiles como pueden ser los pastel. Los tonos cálidos son también recomendables ya que aportan calidez y relajación a nuestro ambiente. 

Aunque se considera que las plantas son positivas en el Feng Shui, ya que aportan color y vida, las evitaría ya que podrían aportar el efecto contrario con un uso inadecuado. Este punto nos lleva al repaso de los elementos a evitar para nuestro dormitorio.

Elementos a evitar

Fuentes

Las fuentes son un elemento muy recurrente en el Feng Shui, pero han de evitarse en las estancias como el dormitorio. El constante flujo de energía puede ser perjudicial para el descanso y puede romper la armonía de la estancia. Las fuentes son más propias de una sala donde haya un flujo constante de personas. Pero recordad que hay que saber colocarla porque igual que el dinero fluye para potenciar su entrada, puede irse de la misma manera.

Espejos

Los espejos no son recomendables para el dormitorio. Aunque a muchos les fascina mirarse en el espejo, cambiarse delante de él, vestirse y desvestirse con uno, o incluso tener un espejo delante de la cama para mirarse mientras hace el amor, los espejos no son nada recomendables. Podéis ver nuestro artículo al respecto en este post.

Camas de agua

Las camas de agua no son el paradigma del buen descanso. Y el Feng Shui las tiene en su lista negra de elementos a evitar. El agua fluye y la energía es incesante, por lo que es totalmente contraria al descanso.

Plantas

Las plantas pueden servirnos para rellenar esas pequeñas zonas del apartamento con un poco de color y vida. Por lo tanto, pueden ser elementos positivos y relajantes. 

Con esta premisa podríamos pensar que son perfectas para el dormitorio. Pero generalmente su uso debe llevarse a cabo con prudencia. El mal uso o la elección de plantas equivocadas pueden alterar el flujo de energía o perturbar la armonía de la estancia.

Si queréis colocar plantas en vuestro dormitorio, os recomiendo que lo hagáis con el asesoramiento de un profesional. Y si te aventuras a hacerlo, que al menos sean plantas de hoja redonda.

Nosotros no somos partidarios de dormir con plantas, y menos como las de la foto. Recordar que mejor con hoja redonda.

Configura tu dormitorio Feng Shui

En este post os hemos dado algunos consejos prácticos para configurar de forma sencilla vuestro dormitorio bajo las normas básicas del Feng Shui. No obstante, hacerlo de forma precisa y efectiva requiere la mano de un profesional. 

Recuerda que para crear un espacio Feng Shui, tienes que tener la mente abierta y no cerrarte en banda a algunas modificaciones que te parezcan poco atractivas. Por ejemplo, es posible que tengas que cambiar la orientación de tu cama tras leer este post. A veces puede resultar que lo que no te agrada en principio, acaba siendo una gran idea.

Por último os quiero emplazar a recordar que a veces la lógica del Feng Shui tiene mucho que ver con la lógica del bienestar elemental. Por ejemplo, se recomienda evitar el uso de dispositivos electrónicos en el dormitorio, ya que perturban el descanso. Es bastante lógic, ¿no creéis? Por lo tanto, haz de tu habitación un lugar sagrado donde el tiempo que le dediques sea de calidad y el adecuado. Donde el descanso y el amor fluyan con armonía. Haz de tu habitación un espacio Feng Shui.

4 comentarios de “Configura tu dormitorio Feng Shui

  1. Rosa Maria Mora Durán dice:

    Hola! Como siempre es muy instructivo leer vuestros envios mensuales. Os felicito a tí Admin y al equipo que conformáis. En realidad aprendo muchas cosas!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *