Vida sana: Comer y dormir bien

Vida sana Feng Shui

Tener una vida sana y saludable tiene mucho que ver con qué comemos y cómo dormimos. Es por esto que en Feng Shui, se relaciona la Salud con la Cocina y los Dormitorios.

Comer es necesario para nuestra existencia, pero hay una diferencia sustancial entre comer bien y comer mal. La comida saludable, la forma de prepararla, como el lugar donde lo cocinamos y al final nos lo comemos, es muy importante. El Feng Shui Clásico lo relaciona con el Qi de la zona de la cocina.

Cocina

Para favorecer la salud en la cocina, no hace falta tener excesiva comida. Hay una leyenda urbana en torno al Feng Shui en la que dice que cuanto más cantidad haya, más abundancia y salud. Esto es totalmente falso, o más bien, puede incluso ser contraproducente en caso de los alimentos perecederos. Tampoco hace falta que pongamos espejos en la zona donde comamos para hacer crecer el Qi. Los espejos crean reflejos, lo que serían una ilusión de más comida, pero no habrá más comida.

Lo ideal es que compres comida sana y la consumas de manera saludable y mesurada. Nada de excesos para favorecer la abundancia y la salud. Ten lo que necesites y emplealo de forma responsable.

Dormitorios

El dormitorio es elemental para la salud. Es el rincón donde dormimos y descansamos. El lugar donde nuestro cuerpo descansa, se rejuvenece y nuestras células se regeneran. El descanso es esencial para reducir nuestro estrés y el riesgo de enfermedad. No solo es bueno para nuestro cuerpo sino que es una de las claves para ser más productivo y estar más concentrado en el trabajo.

La calidad del descanso está relacionada con la calidad del Qi en la habitación de descanso. Es por esto que cuando en Feng Shui queramos incidir en la salud, siempre pensaremos en qué podemos mejorar en los dormitorios.

No obstante, hacer cambios en una casa para influir positivamente en la salud de alguno de sus habitantes, es una tarea compleja y que debería ser bien analizada por un profesional. Estos cambios podrían afectar de manera negativa en los otros habitantes, e incluso cambiar la configuración de otras estancias o aspectos elementales.

Aún así, siempre se está a tiempo de aceptar consejos básicos, y seguir las directrices más sabias para una vida sana: Comer bien y descansar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *