Cuando decoramos nuestro hogar, la mayoría de las personas pueden ensalzar la estética general de la vivienda en lugar de prestar atención al feng shui de la misma. De hecho, nuestra suerte puede estar relacionada con el feng shui familiar. Si ignoramos los pequeños detalles de los consejos del feng shui, esto puede ocasionar alguna interferencia con nuestra vida cotidiana en el hogar.

1. El techo del porche es demasiado bajo

El espacio del porche es clave para la circulación del aire, debe ser espacioso para facilitar el movimiento del qi en el hogar. Si el techo es demasiado bajo, es fácil causar opresión, lo que significa que la familia es fácilmente presionada y complica tener un buen día. Por lo tanto, el techo de la entrada debe ser alto.

2. La forma del dormitorio

Ya sea un apartamento o una casa común, la forma del dormitorio tiene exactamente el mismo requisito básico: no puede ser poligonal ni tener bordes biselados. Si se usa un loft como dormitorio, la forma del techo puede causar fácilmente una ilusión visual de formas poligonales, con lo cual aumenta la carga mental, y las personas que viven en esa casa son propensas a enfermedades o accidentes. Por lo tanto, si deseas utilizar eficazmente el ático o buhardilla de tu chalet o casa, se recomienda usarlo como trastero, a menos que no tapes la zona del techo.

3. Demasiada inclinación del techo

Generalmente esto no es un problema para el feng shui, pero hoy en día hay algunas casas europeas y americanas cuyos techos tienen pendientes y formas demasiado extremas, formando un aspecto agresivo desde la superficie. Los techos triangulares o los techos inclinados, que están muy inclinados, se llaman “casas de hombro frío”, que es un patrón de feng shui que no conduce a la acumulación de riqueza. Cuanto más afilado sea el techo, mayor será el impacto negativo. Un techo triangular inclinado hará que el flujo de aire dentro y fuera de la casa sea anormal. Un techo inclinado sesgará la entrada de aire exterior y hará que la frecuencia del cuerpo sea desequilibrada. Viviendo bajo este techo deformado durante mucho tiempo, es fácil ponerse nervioso y deprimirse con el tiempo.

4. Escaleras y puerta de entrada enfrentadas

No importa el tipo de casa que tengas, no puedes dejar que las escaleras y la puerta queden enfrentadas. Especialmente en los chalets, a veces las escaleras están diseñadas para encarar la puerta por motivos estéticos, lo que fácilmente conducirá a la pérdida de dinero y felicidad. También comentar que la pendiente de las escaleras debe ser lo más pequeña posible, de lo contrario será difícil reunir dinero. El tamaño de la casa también está relacionado con la elección de la forma de las escaleras. Las escaleras de caracol se pueden usar en casas pequeñas, lo que no solo es propicio para el ahorro de dinero, sino que también ahorra espacio. Las casas con espacios grandes pueden usar escaleras de arco y de polilínea. Las primeras son bellas y cómodas, mientras que las segundas son más informales y una buena opción también. Estos tres tipos de escaleras pueden dejar un gran espacio para el flujo de la energía, además de ser prácticas y estéticamente bonitas. Cuando instales escaleras intenta ponerlas lo más cerca posible de la pared.

5. Escoger la luz de la entrada

La lámpara que coloques en la entrada es preferible que tenga una forma redondeada, simbolizando así la perfección. La luz blanca debe usarse para iluminar, pues representa la razón, con un juicio decisivo y firme, lo que nos lleva a un uso racional del dinero por parte de los miembros de la familia. La luz amarilla representa la sensibilidad, lo que hace que las personas duden y no usen el juicio. El uso de la luz amarilla también facilita que las personas que habitan en la casa gasten dinero sin ser conscientes de ello.

6. Colocar objetos pesados en el centro de tu casa

Para una casa, la ubicación central es el lugar más crucial en el feng shui, pues es tan importante como el corazón humano. No importa que piso sea, no se pueden colocar objetos pesados en esta área. Si en el centro de tu vivienda hay una habitación, no debes dejarla vacía durante mucho tiempo. Si escoges esta habitación se considera como un signo de emperador en feng shui. Pasar bastante tiempo en esta estancia es importante para los buenos resultados en el ámbito académico y para tu carrera profesional. El desarrollo es muy favorable. De esta manera, tu hogar se convierte en una verdadera “casa del emperador”.

7. La entrada no tiene aire, hay desorden y suciedad

La entrada o el porche es el primer espacio que tenemos para entrar por la puerta. Si este espacio se usa de modo correcto puede ser muy efectivo para la buena fortuna. No coloques un ventilador en la entrada pues alteraría el flujo del qi (energía), ni tampoco lo cierres demasiado bloqueando la circulación del aire. Siempre es cuestión de equilibrio. Enciende una luz larga en la entrada para iluminar esta zona, lo que es propicio para el flujo del qi y el dios de la fortuna en feng shui. No apiles artículos diversos en la entrada, y si pones objetos estos deben estar perfectamente dispuestos y en cajas cerradas para ayudar al feng shui.

8. Lámpara de araña sobre la cama

Muchas habitaciones familiares tienen enormes lámparas en el techo, pero es que si se encuentran justo encima de la cama esto no es bueno para las personas que descansan en ella. Quien trata de dormir en esa cama puede sentirse presionado por la lámpara, lo cual no es saludable y crea mucha inquietud. La solución es mover la cama a un lugar donde este tipo de lámpara no quede justo encima o bien quitarla del dormitorio.

9. Demasiados muebles en el recibidor

En el recibidor, para nuestra comodidad, muchas veces colocamos muebles para el almacenamiento. Ponemos armarios, quizás un zapatero, un mueble decorativo, etc. Sin embargo, no debe haber demasiados muebles en esta zona de la vivienda, pues no es positivo. Es mejor aprovechar al máximo el espacio y acomodar de manera efectiva y suficientemente ordenada los muebles. No recargar en exceso por favor, deja que la energía tenga espacio para moverse con fluidez.

10. Esquina afilada frente a la puerta

Los objetos y formas afiladas son algo siempre a evitar en el feng shui. Si una esquina afilada de la mesa está esperando tras abrir una puerta simboliza un corazón que se rompe, lo cual no es bueno para la salud y la riqueza de las personas que habitan el lugar. Si la esquina de la mesa está orientada hacia la puerta, no es bueno para la familia. Si la esquina de la mesa está orientada hacia el dormitorio, tampoco es bueno para quien duerme allí. La solución es cambiar la esquina afilada de la mesa por formas redondas u ovaladas, o bien cubrirla con una tela o mantel. Si esto no fuera posible, otra opción es que pongas una maceta con una planta que “tape” esa esquina afilada, pues esto aliviará esta flecha envenenada.

Espero que pongáis en práctica estos consejos, ¡un abrazo y feliz feng shui!

2 comentarios de “10 COSAS A EVITAR PARA TENER UN BUEN FENG SHUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *