¡Es tiempo de Amor y es tiempo de aplicar el Feng Shui! Has decidido que ya es hora de encontrar pareja, que quieres a alguien nuevo en tu vida, que estás dispuesto a embarcarte en una relación porque ahora mismo te sientes preparado y así lo deseas. Todo esto me parece perfecto, el amor es maravilloso y deseo de todo corazón que tu vida esté llena de mucho amor.

¿Estás dejando entrar al amor?

Me has dicho que querías que llegara el amor a tu vida, y luego yo me he preguntado ¿estás dejando entrar al amor? Porque hay que dejarle hueco. Para poder llenar un vaso de agua limpia, pura y fresca primero lo vaciaremos y limpiaremos bien para que esté completamente preparado y dispuesto a ser llenado. Así pues, ¡empieza a vaciar! Deja un hueco en tu cama para que alguien más pueda dormir en ella, despeja bien tu armario para dejar un sitio preparado para esa pareja que quieres que llegue a tu vida. Y todo esto…hazlo con mucha ilusión y AMOR, siendo consciente que va a funcionar perfectamente porque ahora sí estás dejando entrar al amor en tu vida.

Deja que el entre el amor en tu casa, dale forma y dale señales de existencia

Cuida el amor como si se tratara de una delicada flor

Enhorabuena, porque te sientes tan feliz con la llegada de esta persona… Ahora recuerda que hay que cuidar el amor como si se tratara de una delicada flor. Vas a nutrirla, vas a darle mucho cariño, vas a estar con ella cuando más lo necesite, vas a darle tu apoyo, y todo lo que sea necesario siempre en un justo equilibrio de las energías. Así pues, seleccionarás con cuidado los cuadros que coloques en tu dormitorio. Tienes que saber que las obras de arte tienen un impacto profundo en las emociones de las personas. De modo que en lugar de colgar obras que alberguen energía de violencia o tristeza, te decantarás por imágenes que simbolicen el amor. Está comprobado que los seres humanos conectan a través del sentido de la vista con las imágenes que observan a su alrededor, de manera que nos influyen en nuestro comportamiento como personas. Dos amantes besándose o una pareja paseando cogidos de la mano, pueden ser motivos perfectos para el sitio donde duermen los enamorados.

El amor es cuidarse y cuidar del ser querido. Una buena muestra son los gestos hacia el ser querido, como puede ser servir el desayuno

La energía del amor

El feng shui trabaja atrapando las energías más favorables que existen en cada lugar, queriendo así mejorar la vida de las personas que habitan un espacio. Pero todo este Qi (energía) puede ser multiplicado de modo muy positivo si además vivimos la sintonía del amor. Este sentimiento es el que mueve el mundo, y tú eres fuente de amor. Demuéstrale a tu casa el amor que sientes por ella, mímala de vez en cuando, y ama el Feng Shui.

Siguiente Artículo

2 comentarios de “El amor en tiempos de Feng Shui

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *